Lanzamiento de Cuidemos el Agua

Ayer, 24 de septiembre,  en el Teatro Gran Rex,  fue el lanzamiento de Cuidemos el Agua, una campaña  de concientización sobre el cuidado del agua de MUBA + JP Rossi & Asocs.

agua lerner+vercillo 2
Esta vez fue el turno de Alejandro Lerner y Jorge Vercillo quienes realizaron un espectacular show de más de dos horas con el teatro a pleno y mostraron su compromiso con la tierra y la humanidad y en este caso apoyando el cuidado del agua.

+ info: www.cuidemoselagua.tv

MUBA_LV-60WEB

IMG_1777

Anuncios

Cumbre sobre el cambio climático

Picture 1

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha convocado a una Cumbre sobre el Cambio Climático – el 22 de septiembre de 2009 – para señalar a la atención de los Jefes de Estado y de Gobierno la necesidad urgente de adoptar medidas y movilizar la voluntad política de más alto nivel necesaria para que, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se ha de celebrar en Copenhague en diciembre próximo se llegue a un trato mundial justo, eficaz y científicamente ambicioso sobre el clima.
El objetivo de la Cumbre es hacer avanzar las negociaciones, pero no es en sí misma una reunión de negociación. Proporcionará un foro en el que los dirigentes podrán analizar cuestiones fundamentales, hallar puntos de coincidencia e impartir orientación a sus negociadores. El principal resultado de la Cumbre se reseñará en un Resumen de la Presidencia.

Cuidar el planeta

Vilma Socorro Martínez
Para LA NACION
La autora es embajadora de los EE.UU.

Hoy, 22 de septiembre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hablará ante los líderes del mundo sobre el cambio climático en una cumbre de las Naciones Unidas, en Nueva York, en vísperas de la 64» sesión de la Asamblea General de la ONU. Los países trabajan arduamente en estos momentos para negociar un nuevo acuerdo, para combatir el cambio climático. El cambio climático es uno de los principales desafíos del mundo. Sus impactos son evidentes y sus consecuencias severas. El hielo del mar en el Artico está desapareciendo más rápido de lo esperado. El nivel del mar amenaza con elevarse más de lo anticipado. Los recursos acuíferos cada vez tienen más riesgos, por causa del derretimiento de los glaciares y de eventos climáticos extremos, como sequías e inundaciones. Estos cambios amenazan no sólo el medio ambiente, sino también la seguridad.

La ciencia envía un mensaje simple y grave: los países deben trabajar conjuntamente para combatir el cambio climático, y hay que actuar ahora mismo.

El presidente Obama reconoce que Estados Unidos debe ser un líder en este esfuerzo. Tenemos una responsabilidad por ser, históricamente, los que más gases de efecto invernadero hemos emitido. Sabemos que sin reducie las emisiones no hay solución posible. Estados Unidos será líder en la creación de una economía basada en la energía limpia para el siglo XXI.

El presidente Obama ha establecido una nueva dirección: solicitó al Congreso de Estados Unidos que elaborara una legislación integral en materia de energía limpia para recortar las emisiones un 14 por ciento, respecto de los niveles de 2005, para el año 2020, y en un 83 por ciento para 2050. La Cámara de Representantes ha aprobado un proyecto de ley que está circulando por el Congreso. El paquete de estímulo económico del presidente incluye más de 80.000 millones de dólares para energía limpia. Recientemente, se han instituido normas vehiculares para aumentar el ahorro de combustible y reducir las emisiones.

Sin embargo, la actuación de EE.UU. y de otros países desarrollados no es suficiente. Todos los países emisores tienen que unirse y actuar con firmeza.

Estados Unidos trata de lograr una estrategia mundial a través del proceso de negociación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima, y también a través de relaciones bilaterales clave. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, y otros funcionarios estadounidenses de alto nivel han viajado a varios países emergentes importantes para profundizar el diálogo sobre el clima. Muchos de estos países ya han emprendido medidas. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

Los Estados Unidos apoyan el compromiso de la Argentina en eficiencia energética y en energías renovables. Estamos trabajando con la Argentina en la Asociación de las Américas sobre Energía y Clima, una iniciativa para promover el desarrollo de energías limpias y renovables en toda la región. Las técnicas de Edificios Verdes, que pueden reducir el consumo de energía a un costo mínimo, están creciendo considerablemente en la Argentina. Tenemos también con la Argentina una relación de trabajo establecida en programas para reducir las emisiones de producción ganadera y desechos sólidos, dentro del programa “Metano al mercado”, mediante el cual se captura y utiliza el gas metano.

Los países desarrollados tienen que reducir sus emisiones sustancialmente para 2020 de manera absoluta, en comparación con las emisiones de 2005 o de 1990. Los países emergentes más importantes deben emprender acciones que reduzcan sustantivamente sus emisiones para 2020 en términos relativos, en comparación con su comportamiento habitual.

Los países menos desarrollados, en tanto, deben centrarse en preparar planes de crecimiento con baja emisión de carbono, para lo cual se les ofrecerá asistencia financiera y técnica cuando lo necesiten.

Un acuerdo sobre cambio climático no sólo debe versar sobre la limitación de las emisiones de carbono, sino también sobre la provisión de una vía segura para el desarrollo sustentable. La producción de energía limpia es la única manera de avanzar en esta dirección. Para facilitar esta vía, los países de capacidad avanzada deben estar preparados para transferir tecnologías hacia los países que las necesiten.

Si todos trabajamos juntos, como lo hacen la Argentina y los EE. UU., el esfuerzo de crear una economía mundial basada en energía limpia puede proporcionar oportunidades económicas significativas, incentivar la inversión, el crecimiento y la creación de empleo en todo el mundo. También puede ser un medio de llevar servicios energéticos a cientos de millones de pobres del mundo. Con el apoyo adecuado, todos los países pueden adquirir tecnologías de baja emisión de carbono y oportunidades de energía limpia.

Estados Unidos es claro en su propósito de lograr un fuerte acuerdo internacional y tengo confianza en que juntos podemos enfrentar el desafío del cambio climático.